Historia

CREACIÓN DEL FONDO DE MUTUALIDAD

Según consta en el Acta de Constitución de la Asociación Fondo de Mutualidad de los empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social, ésta se fundó el 8 de marzo de 1965. Los estatutos incluidos en dicha acta establecían que:

  • La asociación se fundamenta en la existencia de un sentimiento mutuo de compañerismo entre los trabajadores de la Caja, cuyo objetivo es proporcionar ayuda económica a los familiares o personas designadas por el trabajador nombrado en propiedad que fallezca.
  • Son asociados al Fondo todos los trabajadores de cumplían con la condición antes citada y que lo soliciten por escrito a la junta Directiva.
  • Para los efectos correspondientes los miembros de la Asociación Fondo de Mutualidad se denominarán “mutualistas”.
  • Se establece una cuota de ¢5.00 (cinco colones sin céntimos) por cada miembro mutualista, que será cubierta cada vez que ocurra el fallecimiento de alguno de ellos y será deducida directamente de los cheques de sueldo de éstos. Por cada muerte de un mutualista se entregará una cuota total, entendiéndose ésta como la suma de las cuotas de todas las mutualistas recogidas en un periodo de pago.

INFORMACIÓN FORMAL DE OPERACIONES DEL FONDO DE MUTUALIDADAD

No es sino hasta el 7 de octubre de 1967, dos años y siete meses después de la constitución oficial del Fondo, que se celebra la primera sesión de la Junta Directiva, presidida por el señor Álvaro Víquez Núñez, quien informa que el Fondo estaba ya inscrito en el Registro Nacional como una asociación.

PRIMERA AYUDA OTORGADA

El 5 de febrero de 1968 ocurre el primer fallecimiento de un mutualista. El monto de la ayuda o beneficio que otorgó Fondo fue de ¢8.485.00 (ocho mil cuatrocientos ochenta y cinco colones sin céntimos) ya que la reserva alcanzaba a ¢16.970.00 (dieciséis mil novecientos setenta colones sin céntimos), y era el producto de dos deducciones aportadas por 1.697 asociados.

Entre las primeras reformas a los estatutos se permitió que los trabajadores afiliados al Fondo continuasen formando parte de este en el momento en que se acogiesen a la pensión por vejez o invalidez.

CRECIMIENTO EN LA AFILIACIÓN Y EN LA COBERTURA ECONÓMICA

En noviembre de 1975 ya el número de afiliados era de 5.772 y se acordó elevar la cuota a ¢10.000 cada vez que fallecía un asociado.

El 26 de agosto de 1980 se ratificó un acuerdo tomado el 11 de julio de ese mismo año, para aumentar la cuota a ¢20.000, contándose para ese entonces con unos 11.000 mutualistas.

En la Asamblea General del 7 de febrero de 1984 se aprobó aumentar la cuota de cada asociado de ¢20.000 a ¢30.000 por cada fallecimiento. Durante ese año fallecieron 20 asociados, cuyas indemnizaciones se cancelaron de la siguiente manera:

Siete (7) a razón de ¢277.000,00 (doscientos setenta y siete mil colones sin céntimos.) cada una cuarenta y tres (43) a razón de ¢418.000,00 (cuatrocientos dieciocho mil colones sin céntimos.) La diferencia en el monto del beneficio obedeció al cambio que sufrió la aportación de cada asociado.

Lo anterior trasluce el proceso de evolución de una entidad donde no se planifican ni siquiera para el corto plazo.

En la actualidad somos casi 50 mil asociados quienes día a día fortalecemos la organización y nos proyectamos para continuar brindando a los mutualistas y sus beneficiarios un servicio de excelencia y con responsabilidad.